Hallaron muerto al perito que afirmó que a Nisman lo mataron

Su cuerpo fue encontrado con un balazo en el interior de la bañera de su casa del partido bonaerense de San Martín. En el lugar había una nota firmada.

El reconocido médico forense Osvaldo Raffo fue hallado muerto con un disparo en la bañera de su casa, en el partido bonaerense de San Martín.

Los investigadores, al hacerse presentes en el lugar, encontraron una nota firmada y dirigida al juez en la que decía que no aguantaba más los dolores que lo aquejaban por una enfermedad que atravesaba. De acuerdo a fuentes policiales, Raffo vivía solo y fue encontrado por su cuidadora, llamada Silvia.

Raffo tenía 88 años e intervino en los expedientes de la muerte del fiscal Alberto Nisman y fue quien avaló la hipótesis del homicidio. Además, fue el perito encargado de examinar más de 20 veces a Carlos Robledo Puch y participó en los casos de Nora Dalmasso, María Marta García Belsunce, José Luis Cabezas, Candela Rodríguez y Ángeles Rawson.

Su última aparición pública fue en el verano de 2014. Luego se jubiló. En los últimos años se movilizaba con un bastón porque sufría dolores intensos en la cadera y casi no podía caminar. Tampoco habría podido superar la muerte de su esposa. La investigación de su muerte está a cargo de la UFI Nº2 de San Martín.

marcos