CABLEVISION DE PARABIENES.

La ley impositiva bonaerense da mucha tela para cortar. Si bien la atención de la opinión pública se ha concentrado en el capítulo referido a los impuestos inmobiliarios, hay muchos temas que merecen la pena ser analizados y hasta deberían generar preocupación.
Hay otros gravámenes que han pasado inadvertidos como por ejemplo el relativo a los operadores de cables. 
Cablevisión (Clarin) no aceptaba pagar más que lo que pagaban los pequeños o medianas cableras. Juntos por el Cambio, tampoco aceptó esa diferencia y no dio los votos para que la propuesta del oficialismo sobre la TV por cable pudiera ser aprobada. 
La cuestión se resolvió anulando todo el aumento para el sector. Lo cual constituye la peor de las soluciones.
El gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, se mostró aliviado con la aprobación de la Ley Impositiva que se aprobó el miércoles 8 de enero tras una tensa negociación, aunque no está conforme: apuntó a que la oposición logró modificaciones en el proyecto “que benefician sus intereses” y reclamó que la calificaran como un “impuestazo” siendo que -según dijo- si se aprobaba sin cambios “recaudábamos lo mismo que Vidal”. “La oposición nos sacó recursos y benefició a determinados sectores, que son los que tienen propiedades más grandes”, apuntó el mandatario provincial este jueves ante la prensa. “Se perdieron recursos, yo creo que no era conveniente. Se beneficiaron a determinados sectores que podrían haber hecho ese esfuerzo. Le pusieron un descuento mayor a las propiedades más caras, yo digo que no hacía falta y que votaron en favor de sus intereses”. 

marcos